• 15
  • JUL
Foto

Quiropráctica en los niños

Preguntas frecuentes de los padres sobre el tratamiento quiropráctico de sus hijos
¿Por qué llevar a mi hijo al Quiropráctico?
Los niños son susceptibles al trauma en columna, debido a varias actividades y eventos. Estos micro­traumas pueden subluxar la columna, colocando presión en los nervios espinales y por lo tanto, disminuyendo la capacidad de su cuerpo para funcionar normalmente.
¿Cuándo?
Aunque los síntomas, tales como dolor y mal funcionamiento, podrían no aparecer en años, la lesión al sistema nervioso vital puede tener efectos dañinos para toda la vida. Los niños deben ser revisados justo al momento de nacer debido a los efectos potencialmente dañinos del proceso del parto. Aun los nacimientos más naturales son en cierta forma traumáticos para el niño y pueden tener algún “daño escondido”. Los estudios muestran que muchos niños que experimentan síntomas de cólico, infecciones del oído y asma, tienen subluxaciones espinales que dificultan la función del sistema nervioso. La detección temprana de estas y su corrección, pueden evitar que ocurran capas de daño en el sistema nervioso vital del niño. El daño acumulado puede tener consecuencias para toda la vida.
Los quiroprácticos que se especializan en niños usan técnicas muy específicas y suaves para atender a los niños.
¿Duele?
Los quiroprácticos que se especializan en niños usan técnicas muy específicas y suaves para atender a los niños. En los muy pequeños, el ajuste es tan ligero como el toque de un dedo. Los doctores en quiropráctica que pertenecen a la Asociación de Quiropráctica Pediátrica Internacional han tomado clases de posgrado en técnicas específicas para madres embarazadas, bebés y niños, con el fin de mejorar sus habilidades en este campo.