• 18
  • DIC
Foto

La quiropráctica ayuda a tu estado de salud

Si has notado que siempre te sientes mejor después de un ajuste quiropráctico, ahora existe una documentación científica que explica la razón. Para verificar lo que ocurre fisiológicamente después de una manipulación de columna vertebral, científicos de la Universidad de España tomaron 30 estudiantes profesionales sin síntomas y los asignaron para que unos recibieran ajustes cervicales, otros ajustes torácicos y otros, ningún ajuste. Se tomaron muestras de sangre antes e inmediatamente después del ajuste y dos horas más tarde. Los científicos buscaban entender el cambio hormonal en respuesta a los ajustes quiroprácticos.
¿Qué sucedió fisiológicamente?
Las investigaciones estudiaron cuatro sustancias en el plasma sanguíneo: la neurotensina, la oxitocina, el cortisol y la orexina A. Se cree que la neurotensina juega un papel en neutralizar el dolor inducido por el estrés. Esta interactúa con las neuronas de serotonina en el cerebro, las que hacen que te mantengas fresco como una lechuga cuando las cosas se ponen difíciles. La neurotensina también afecta la actividad de las células de oxitocina en el cerebro.
La oxitocina es la hormona que actúa como neurotransmisor en el cerebro. Cuando los niveles son altos, sientes ganas de relacionarte con la gente a tu alrededor. Los niveles de oxitocina son altos cuando las mamás dan a luz, amamantan a su bebé o cuando besas a aquellos a quienes amas. Es un anti-inflamatorio y sus niveles incrementan la confianza que sientes de los demás
La quiropráctica funciona y ahora sabemos por qué es mejor que los medicamentos contra el dolor, que tienen tantos efectos secundarios.
Foto
El cortisol actúa para disminuir los edemas y dolores locales bloqueando las primeras etapas de la inflamación. Los niveles altos también promueven la cicatrización de las heridas. Los estudios muestran que un incremento de cortisol es un buen analgésico. La orexina A es un neuropéptido asociado al control del dolor.
La forma en que la manipulación de columna cambia a las hormonas.
Después de la manipulación de columna, los niveles de cortisol, neurotensina y oxitocina se elevaron. Esto indica que la manipulación puede causar incrementos definitivos en estos neurotransmisores y hormonas. El cuerpo interpretó la manipulación quiropráctica como una fuerza mecánica en los tejidos que los hizo sintetizar los neuropéptidos.
En el estudio también identificaron que la manipulación cervical incrementó los niveles de neuropéptidos a un nivel más alto que la manipulación torácica.
Lo que este estudio nos dice es que no solamente logras un mejor rango de movimiento cuando te sometes a una manipulación de columna vertebral; sino que obtienes efectos positivos en todo el sistema nervioso, lo que hace amplios cambios en todo tu cuerpo. Obtienes un mayor control del dolor al instante por el toque humano de una persona capacitada.
Ya no hay duda; la quiropráctica funciona y ahora sabemos por qué es mejor que los medicamentos contra el dolor, que tienen tantos efectos secundarios.