• 15
  • JUL
Foto

¿El sistema inmunológico puede ser ayudado por la quiropráctica?

El sistema inmunológico es el escudo que tiene nuestro cuerpo para protegerlo de bacterias y virus y para que estos no nos ataquen tan fuerte y no sean corrosivos para nuestro cuerpo. El sistema inmunológico trabaja estrechamente con el sistema nervioso.
El cerebro y el sistema inmune son los principales sistemas adaptados al cuerpo, estos se comunican uno al otro para mantener el equilibrio del cuerpo.
La quiropráctica ayuda a que el cerebro y nuestro sistema nervioso pueda coordinar bien los sistemas corporales. La quiropráctica siempre ha dicho que los microbios y virus nos atacan por igual a todos, y un sistema inmune saludable combate fácilmente a los invasores.
En un estudio realizado por Robert Blanks Ph.D y sus colegas en 1997, se observaron a 2818 gentes que tenían terapias quiroprácticas, los pacientes tenían una mejoría en todo su cuerpo, el sistema físico que incluyen la rigidez, falta de flexibilidad en la columna, dolor físico, fatiga, reincidencia de resfriados y las gripes se redujeron a un 15% en este grupo que se atendía quiroprácticamente.
Los ajustes quiroprácticos parecen influir en los números de anticuerpos que ayudan al sistema inmunológico a regular los alérgenos y la inflamación.
Los quiroprácticos que se especializan en niños usan técnicas muy específicas y suaves para atender a los niños.
En otro estudio realizado por Neli en enero del 2012 se descubrió que los ajustes quiroprácticos ayudan a regular las respuestas de los anti­inflamatorios cerebrales al regular los leucocitos y las citoquinas pro­inflamatorias. Así los ajustes de la columna parecen tener un efecto positivo sobre la función inmune.